Scroll para subir
© 2019. Diseñado por Toro en Málaga.
📖 Lee sobre diseño UI/UX en mi 👉 blog

Razones por las que empezar a diseñar en blanco y negro

Aunque el diseño en blanco y negro pueda parecer absurdo créeme, no lo es. El diseño en blanco y negro y en escala de grises es sumamente importante en las primeras fases de diseño. Y en este post te voy a dar algunas de las razones para que empieces a bocetar en b/n (b/w) antes de diseñar:

1. Céntrate en lo que realmente importa del diseño.

Cuando comienzas a diseñar teniendo en cuenta únicamente dos colores (blanco y negro), la mayor parte de tu tiempo se dedica a reflexionar sobre cómo deben espaciarse los elementos en una interfaz. Te permite pensar en los aspectos de mayor trascendencia del diseño, como son la legibilidad (altura de línea, párrafo, tipografía…), la atención del usuario (botones y tamaños de los call to action) y la forma de interpretación o escaneo que hará el usuario (agrupación de elementos y espaciado).

2. Que te hagan las preguntas correctas.

Si algo nos avergüenza a los diseñadores es mostrar un trabajo incompleto a clientes y jefes. Pero que no haya presente color en un diseño y su presentación sea a modo de boceto no implica que no haya un trabajo previo, es más, me atrevería a decir que es la parte del diseño más compleja. Recibir feedback es muy importante en esta primera fase, pues nos ayuda a definir el producto y evitar un sinfín de iteracciones en el diseño definitivo. Pero sin duda y algo que para mí es lo más importante es que permite que se hagan las preguntas correctas, sin alusiones a temas subjetivos, sobre la UX.

3. Crea un diseño fácil e intuitivo.

Cuando creamos en blanco y negro, ponemos todo nuestro esfuerzo en la facilidad de uso, el espaciado, los tamaños, la disposición de elementos, interacciones y flujos. El diseñar en blanco y negro o incluso en diferentes variantes de estos (escalando un poquito más el color) nos permitirá mostrar una correcta jerarquía y nos hará apreciar la descompensación en el peso visual de los elementos.

4. Crea consistencia.

En una fase posterior, cuando el diseño esté validado subiremos nuestro diseño a color, sin perder de referencia el blanco y negro o la escala de gris, ya que estos nos servirán de guía para saber que elementos de nuestra interfaz necesitan de color, y en cualquier caso en función de la cantidad de tinta que tenga en nuestro diseño (escala de grises) la intensidad de la misma. Yo soy partidario de utilizar los menos colores posibles en una interfaz:

  • 1 color primario (Marca)
  • 1 color de acento (generado a través del primario)
  • Varios colores neutros (generados a través del primario en su escala HSB)
  • 4 semánticos (Success – verde, Warning – amarillo/naranja, Danger – rojo, Info – azul)

 

En conclusión, la próxima vez que vayas a ponerte a diseñar recuerda que primero siempre en blanco y negro y/o escala de grises para que tus esfuerzos se centren en lo realmente importante, y pase por encima todo tema subjetivo. Créeme que ganarás mucho tiempo en iteracciones absurdas.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 8 =

Chatea con Bot Toro
Habla conmigo de forma natural